Vivienda

Programas para propietarios

Ser dueño de su propio hogar podría parecer un sueño imposible, o podría tener su propia casa y preocuparse por perderla; en ambos casos, hay programas que pueden ayudarle con la compra del hogar:

Programas de pago inicial e hipotecas

Una hipoteca es el tipo de préstamo que se usa para comprar una casa u otro bien inmueble. Por lo general, el comprador tiene que dar el 20% o más del precio de venta de la casa como pago inicial de la hipoteca.

Tal vez piense que nunca podrá ahorrar lo suficiente para el pago inicial de una casa, pero existen programas que pueden ayudarle con su pago inicial e hipoteca de modo que no tiene que ahorrar tanto como piensa. Si tiene una discapacidad, el programa también podría pagar el costo de reparaciones o mejoras para que el hogar sea más accesible.

La CHFA es una agencia de Colorado que ofrece ayuda con los pagos iniciales y otros gastos relacionados con la compra de un hogar. Obtenga más información sobre sus programas de asistencia con el pago inicial. La CHFA también tiene una lista de otros programas de asistencia con el pago inicial en Colorado.

Estas son algunas maneras adicionales en que podría obtener ayuda con su pago inicial e hipoteca:

  • Algunas ciudades y condados ofrecen ayuda financiera que podría reducir su parte del pago inicial a hasta 1% del precio de compraventa. Las reglas son distintas para cada programa. El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) de EE. UU. cuenta con listas de programas de asistencia para propietarios de hogar en ciudades y pueblos de Colorado.
  • La Administración de Vivienda Federal (Federal Housing Administration) ofrece hipotecas con pagos iniciales de hasta 3.5%, bajos costos de cierre y fácil calificación de crédito.
  • Hay también Préstamos Hipotecarios de la Administración de Veteranos (VA) disponibles sin ningún pago inicial.
  • Algunas cooperativas de crédito (“credit unions” en inglés) y otros prestamistas ofrecen hipotecas con cero pago inicial.
  • Hábitat para la Humanidad solo requiere un bajo pago inicial, y después usted dedica “capital laboral” ayudando a construir su propia casa o las casas de otros en el programa de construcción de hogares; limpiando emplazamientos de construcción; trabajando en una tienda Habitat ReStore o haciendo trabajo de oficina de la organización u otras tareas que también califiquen. Comuníquese con su capítulo más cercano de Hábitat para la Humanidad para más información.
  • Es posible que su familia pueda ayudarle con el pago inicial. En la mayoría de los tipos de préstamos se permite una donación monetaria para ayudar con el pago inicial. Aunque la donación podría afectar los impuestos sobre la renta de la persona que la realiza, por lo general, no hay límites al monto de la donación.

Cuentas de Desarrollo Individual (IDA)

Una Cuenta de Desarrollo Individual (Individual Development Account, IDA) le permite ahorrar dinero para comprar un hogar, pagar por estudios universitarios o administrar su pequeño negocio. Para abrir una IDA, debe encontrar un programa de IDA en su área y reunir ciertos requisitos de elegibilidad. Cuando abra su cuenta, el patrocinador de su programa IDA podría parear los fondos que deposite, lo cual le ayudará a su cuenta a aumentar más rápidamente.

Las reglas de elegibilidad de los programas IDA varían. Por lo general, debe estar trabajando, pero tener un ingreso total bajo. Cuando está en el programa de IDA, también debe tomar clases de educación financiera que le preparan para ser dueño de un hogar.

El mayor beneficio de una IDA es que cada vez que deposita dinero en su cuenta de ahorros, los patrocinadores de su programa IDA hacen un “pareo” monetario de su depósito.

Otro beneficio es que algunos programas de IDA que reciben fondos federales le permiten ahorrar sin tener que preocuparse por los límites de ingresos de programas como la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI).

La mayoría de los programas de IDA solo le permiten ahorrar un monto limitado de dinero en su cuenta, por lo general, entre $4,000 a $6,000. Esto incluye el dinero que deposita más el pareo de dinero. Cuando alcance su límite, no se le permitirá depositar más dinero en la cuenta. Los programas de IDA también limitan cuánto tiempo puede ahorrar (por lo general, tres años).

Puede leer más sobre las IDA y cómo encontrar un programa de IDA en el artículo de DB101 Cómo desarrollar bienes y riqueza.

Cuentas ABLE

Es posible que pueda ahorrar el dinero para un pago inicial y otros gastos de compra de un hogar en una cuenta ABLE, la cual les permite a algunas personas con discapacidad ahorrar dinero sin que se cuente para el límite de recursos de los beneficios de vivienda, de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), y otros beneficios. Obtenga más información sobre las cuentas ABLE.

Programa de vales para propietarios de la Sección 8

Algunas autoridades de vivienda pública (PHA) le permite usar un vale de elección de vivienda de la Sección 8 para comprar un hogar o pagar gastos de tener su propio hogar en lugar de pagar alquiler. El monto que la Sección 8 paga por un hogar es el mismo que pagaría por el alquiler.

Lea la página de DB101 sobre Cómo solicitar beneficios de las PHA para conocer cómo obtener la Sección 8. Hay listas de espera, y puede tomar tiempo recibir su vale de vivienda.

No todas las autoridades de vivienda pública (PHA) le permiten usar un vale para comprar casa. Si ya tiene un vale de la Sección 8, pregúntele a las PHA locales para ver si puede usarlo para la compra de un hogar. Si quiere comprar una casa y aún no tiene el vale, solicite los vales en las agencias de vivienda que permitan usarlos para ser propietario de un hogar.

Reglas de los vales para propietarios de la Sección 8

La mayoría de las reglas de los vales para propietarios son exactamente iguales que los vales regulares de la Sección 8, pero hay varios requisitos adicionales:

  • Nadie en su hogar puede tener su propio hogar actualmente, o haber tenido uno en los últimos tres años
  • Nadie en su hogar puede haber recibido ayuda para la compra de un hogar anteriormente y después haber caído en mora con la hipoteca
  • Debe asistir a un programa de consejería para dueños de hogar y completarlo
  • Si no está discapacitado ni en edad avanzada, debe tener empleo a tiempo completo

Si usted o alguien en su familia tiene una discapacidad, es posible que haya más probabilidades de que se le permita usar su vale de la Sección 8 para la compra de un hogar si tener su propia casa se considera una adaptación razonable necesaria.

Búsqueda de un hogar para comprar

Cuando tenga un vale de la Sección 8 que puede usar para la compra de un hogar, comience a buscar casa para comprar de inmediato. Al igual que los vales de alquiler, es posible que haya un límite de tiempo para comprar un hogar. También es posible que haya límites al tamaño y precio del hogar que compre, y reglas sobre los tipos de hipoteca que puede recibir. Sin embargo, no hay límite para el vecindario donde puede vivir.

El personal de la autoridad de vivienda puede remitirle a agentes de bienes raíces y prestamistas locales que pueden ayudarle. Si lo está investigando por su cuenta, tenga cuidado con su prestamista y su agente de bienes raíces. Es importante tener un prestamista y agente de bienes raíces que conozcan cómo funciona el programa para propietarios de la Sección 8 en su área, que hayan establecido una relación con el personal local que maneja el programa y que entiendan el papeleo. Esto ayuda a que el proceso de compra de casa se produzca de forma más eficiente; también les da la seguridad a los compradores de que usted cuenta con los recursos para comprar su hogar.

Compra del hogar

Cuando haya encontrado un hogar para comprar, la autoridad de vivienda lo inspecciona a fin de asegurarse de que esté en condiciones decentes y cumpla con todas las normas de seguridad y reglamentación. También lo debe inspeccionar un inspector independiente que usted elija y pague.

Si la autoridad de vivienda le da el visto bueno para comprar el hogar que encontró, puede proceder con la compra. Asegúrese de tener un "contrato de compraventa" y darle una copia a la autoridad de vivienda. Verifique con la autoridad de vivienda qué debe incluirse en el contrato. Si no le da una copia del contrato a su autoridad de vivienda, no podrá obtener la ayuda de la Sección 8 para su vivienda.

Cuando tenga todo listo y se haya finalizado la venta, su autoridad de vivienda calcula cuánto tiene que pagar de hipoteca cada mes y cuánto paga la Sección 8. Al igual que con la asistencia para el alquiler de la Sección 8, el monto que tiene que pagar es de alrededor de 30% de su ingreso. Siempre y cuando su ingreso y su situación familiar no cambien mucho, puede obtener ayuda para propietarios de la Sección 8 por 10 a 15 años. Y, si tiene una discapacidad o es una persona de edad avanzada, no hay límite de tiempo; puede recibir ayuda para propietarios de la Sección 8 por todo el tiempo que la necesite.

Cuando se haya saldado su hipoteca, usted será el propietario del hogar y el gobierno ya no estará involucrado. Ya no recibirá beneficios de la Sección 8, pero no importa, ya que tendrá su propio hogar y no tendrá que hacer más pagos por este.

Prevención de ejecuciones

Si le está costando pagar su hipoteca, hay varios programas que pueden ayudarle. Procure abrir toda la correspondencia de su prestamista, y llamar para pedir ayuda tan pronto reciba una advertencia de su prestamista:

Estas agencias de ayuda cuentan con expertos que responden al teléfono y le dan información sobre lo que puede hacer para conservar su hogar.

Estos son algunos recursos adicionales que pueden ayudarle a prevenir una ejecución:

Ayuda con los gastos de mejoras al hogar

Si necesita realizarle mejoras al hogar, hay programas que podrían ayudarle a pagarlas:

También